DONDE TRABAJAMOS

Volver a principal

Asociación Humanitaria Niños del Chocó

El Chocó- COLOMBIA


El Chocó es uno de los 32 departamentos en que se divide administrativamente la República de Colombia, y se halla localizado en la región pacífica, al noroccidente del país, con costas sobre el mar Caribe y el Océano Pacífico.

En el departamento de El Chocó, donde el 85% de la población total es afrocolombiana y el 81’5% tiene necesidades básicas insatisfechas, el índice de desarrollo humano es inferior al promedio del país: 0,680 frente al 0,779 estatal en 2005. Pero el diagnóstico chocoano refleja, principalmente, la urgente necesidad de atender las necesidades básicas de los niños y niñas, que presentan un índice de desnutrición del 48%.

La resistencia a la infección es menor en estos menores malnutridos, y tienen mayor propensión a morir por causa de enfermedades infantiles comunes como las enfermedades diarreicas (69 casos por cada mil niños) o infecciones de las vías respiratorias. Además, la frecuencia de las enfermedades ocasiona que los que sobreviven tiendan a seguir mal nutridos y sujetos al círculo vicioso de la enfermedad recurrente y la perturbación del crecimiento. Actualmente mueren una media de seis niños y niñas al día de desnutrición.

Actualmente, la población chocoana está constituida, principalmente, por la raza negra, en un 85-90%, en diferentes grados de mestizaje, aunque también existen grupos indígenas: cunas, emberas y los cholos o chocoes. La mayor parte de la población se encuentra ubicada a las orillas de los ríos y sus afluentes, en viviendas consistentes en un cuadrilátero multifuncional cubierto con hojas de palma procesadas, láminas de zinc o teja asfáltica.

Su base económica está caracterizada, al igual que el resto de la región, por la explotación minera y maderera indiscriminada y sin control, principalmente, en tanto que la agricultura es muy precaria, prácticamente predatoria y sólo de subsistencia, y la incipiente industria consiste en pequeñas factorías dedicadas a la elaboración de bebidas, prendas de vestir y la transformación de maderas y metales.

Chocó

Chocó

Además, en este contexto se mueven los diferentes grupos armados que se disputan el control tanto de los cultivos ilícitos como del territorio. Por su ubicación geográfica en la costa pacífica, el Chocó es corredor de tráfico de armas y drogas. En 2005, el Chocó sufrió un amplio operativo de aspersiones con glifosato, lo que junto con las plantaciones de cultivos ilícitos y la deforestación para la producción agroindustrial de la palma aceitera están poniendo en peligro la riqueza y potencial ecológico de la región.

La población rural chocoana vive en un permanente estado de abandono. En muchos casos el paisaje humano del Chocó no tiene nada que envidiarle a las zonas más miserables de Haití o de algunos países africanos. Al abandono del Estado, que se traduce en el alto índice de pobreza, se suma el temor en el que vive la población a causa de la guerra. Las únicas visitas que reciben estos chocoanos son las de los grupos armados, que los involucran de hecho en sus conflictos, y afectan su forma de sostenimiento social y económico, cuando no por desplazamiento, entonces por el bloqueo de las zonas.


En febrero de 2005, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, denunció internacionalmente un masivo desplazamiento de personas en el Chocó por temor a enfrentamientos. Miles de afrocolombianos y miembros de la comunidad indígena Embera debieron huir de sus hogares por temor a los combates entre los grupos armados, FARC, AUC y ejército, concentrados en la zona preparando una ofensiva. ACNUR denunció también por esas fechas el bloqueo de los grupos armados a amplias zonas del sur del departamento que mantuvo aislada durante largo tiempo a la población civil.
Chocó